image Nuevo artículo para El Confidencial: «El caso Banco Popular: ¿el fin justifica los medios?» image «La fusión como salvavidas de tu empresa», por Eduardo Frutos

Sobre la deuda rusa

By Rodrigo Olivares-Caminal, Of Counsel de Kepler-Karst y experto en deuda soberana.

Rusia ha suspendido pagos con el extranjero al no pagar los intereses de dos de sus bonos soberanos, los denominados 2026 USD y 2036 EUR, y cuyo período de gracia acaba de terminar. Es decir, las cosas se complican.

El prospecto de los bonos 2026 USD es bastante interesante, porque permite que los pagos se realicen en USD, pero también en EUR, GBP o CHF si, por razones ajenas a su voluntad, Rusia no puede realizar los pagos en USD (ya sea de forma total o parcialmente).

En este mismo sentido, el prospecto de los bonos 2036 EUR permite también los pagos en otras monedas distintas al EUR, pero va más allá y añade también el RUB como posible moneda de pago alternativa.

Aunque estas condiciones puedan parecer positivas, la realidad es que no cumplir con las obligaciones en la moneda establecida -Euro o USD- puede causar malestar entre aquellos que adquirieron la obligación originalmente.

Por si esto no fuera suficiente, existe otra cláusula relevante que dificulta aún más una situación que es necesario cuadrar: la Cláusula de Indemnización por Moneda. Esta cláusula permite la liberación de la obligación de pago en situaciones en las que alguien recibe (no necesariamente recupera) un pago en otra moneda (y, por qué no, en otro lugar). Para ello, el pago recibido, por ejemplo, en RUB, debe permitir al acreedor comprar la cantidad necesaria de USD para compensar la obligación debida.

En cualquier caso, en la situación actual, es necesario aclarar si Rusia se ha liberado de sus obligaciones, cuál es la diferencia entre recibir y recuperar los pagos, o si Rusia se vio impedida de pagar debido a las sanciones occidentales (o si éstas fueron autoinfligidas y, por tanto, Rusia no está eximida de no realizar el pago).

Todas estas cuestiones están sujetas a la interpretación de un tribunal, pero Rusia no ha renunciado a ninguna de sus competencias soberanas y no se ha sometido a la jurisdicción de ningún tribunal en ninguno de los dos prospectos.

Vaya situación que hay que cuadrar y aquí en Kepler-Karst podemos ayudar.

 

Rodrigo ha hablado con Reuters sobre este tema y ha aparecido en numerosos medios de comunicación internacionales. Algunos de ellos son: Euractiv, Daily Mail, Magnet

 

 

Noticias relacionadas
  • Todos
  • Por autor
  • Por categoría
  • Por etiqueta

Escribir un comentario

Su email no será publicado

Suscríbete a nuestra Newsletter

Sabemos que recibes miles de newsletters. Por eso solo te enviaremos cosas que de verdad sean interesantes. ¡Prometido!